El enigma de la Gioconda española

El descubrimiento de que La Mona Lisa española fue pintada por un discípulo de Leonardo Da Vinci al mismo tiempo que la original permite apreciar multitud de misteriosos detalles ocultos.

Ambas poseen las mismas rectificaciones

La Gioconda españolaCada una de las rectificaciones hechas por Leonardo Da Vinci en su Gioconda se repiten en la copia por lo que se deduce que fue pintada al mismo tiempo.

De todas formas, la Gioconda madrileña no ha sido tan accidentada como la de la parisina ya que se sabe que ésta fue colgada por Napoleón Bonaparte en su dormitorio, dañada con ácido, robada, golpeada con una piedra…) hecho que avala su buen estado de conservación y ahora una esmerada restauración.

 

Una nueva visión detallada y ampliada

El cuadro original pintado por Leonardo Da Vinci no llegó nunca a su dueño, Francesco del Giocondo. Este comerciante encargó en 1503 un retrato de su esposa pero Leonardo jamás llegó a desprenderse de la obra, llevándola consigo a Roma y a Francia donde siguió retocándola hasta sus últimos días. El periodista e investigador Javier Sierra sostiene que fue La Mona Lisa española la que llegó a manos del comerciante ya que es más real y acorde con los gustos de la época, no como la del Louvre con la que Da Vinci siguió experimentando.

La nitidez de la nueva Gioconda permite analizar mejor los detalles que no llegan a apreciarse en la del Louvre. Mientras que la nueva es todo color, luminosidad, frescura, brillo y realismo, la de Da Vinci se muestra envejecida, oscura, amarillenta, agrietada y difuminada debido al sfumato.

En lo que ambas pinturas están de acuerdo es en que son realmente para iniciados, plagadas de mensajes ocultos, unas verdaderas hojas de ruta con las principales claves del conocimiento secreto.