Análisis numerológico de Antoni Gaudí

Siguiendo con nuestros artículos dedicados a personajes ilustres, en esta ocasión realizamos el estudio astrológico y el análisis numerológico del gran, inigualable y hasta cierto punto misterioso arquitecto catalán Antonio Gaudí.

Un maestro de la masoneria y la alquimia

GaudiAntonio Gaudí nació en Reus 25 de Junio de 1852 y numerosos son los comentarios y suposiciones que ha provocado su vida y su fastuosa obra. Enigmático y misterioso, el genial arquitecto catalán construía sus obras de acuerdo con símbolos propios de las sociedades secretas.

Durante su juventud, el arquitecto sintió interés por las ideas sociales avanzadas de Fourier y Ruskin, además de mantener relaciones con los movimientos sociales más avanzados de la época.  Incluso se sabe de su pertenencia a curiosas asociaciones de excursionismo de la época (cuya finalidad iba más allá de las simples salidas y meriendas campestres).

Algunos de sus biógrafos argumentan que Gaudí fue masón y que algunas de sus obras como La Sagrada Familia y el Parque Güell tienen múltiples símbolos de la masonería.

El conjunto de sus tres construcciones incompletas –el Templo de la Sagrada Familia, la Cripta de la Colonia Güell y el Parque del mismo nombre- que construyó en Barcelona, su ciudad natal, guardan entre sí una relación muy particular, que ha suscitado la hipótesis de las relaciones de Gaudí con el esoterismo.

Por ejemplo, si se trazara una línea desde el ábside de la Sagrada Familia hasta el Turó de las Menas en la Colonia Güell, y luego se proyectara una segunda línea recta desde el Turó con la Cripta de la Colonia Güell, los dos segmentos formarían un ángulo de 120 grados, una “X” que Gaudí ha reiterado en muchas de sus construcciones.

Esta X se conoce con el nombre de Cruz de San Andrés, símbolo masónico por excelencia, pero también notación alquímica del crisol en el que se calcinaba la materia prima de los alquimistas.

Símbolos masónicos en la obra de Gaudí

Gaudi masonEn la obra de Gaudí se hallan innumerables ejemplos de simbología esotérica relacionada con la masonería, la alquimia y el hermetismo. Éstos son sólo algunos de los más destacados:

Horno de fusión o atanor

El horno de fusión o atanor es el instrumento más característico de un laboratorio alquímico. En el Park Güell, sobre la escalinata de la entrada, nos encontramos con una estructura en forma de trípode que en su interior contiene una piedra sin desbastar, en bruto, perpetuamente mojada por un pequeño surtidor. Este elemento representa la estructura básica de un horno de fusión alquimista y es una copia del modelo que aparece en un medallón del pórtico principal de la catedral de Notre-Dame de París.

La cruz en seis direcciones

gaudi cruzEste elemento que se halla en la mayoría de proyectos y construcciones gaudinianas como una manera de obsesión, es una representación de un principio arraigado a sus creencias pero situado, al menos formalmente, dentro del campo de la Iglesia.

Inicial de la palabra tierra, la tau es un símbolo de origen remoto que aparece en monumentos megalíticos de las islas Baleares en forma de taus (un pedestal sosteniendo una superficie pétrea).

Dentro de la francmasonería, la tau tiene un simbolismo preciso. Por una parte, representaría a Matusalén, el hijo de Caín que crearía este símbolo para reconocer a sus descendientes y, por otro, sería el signo de reconocimiento que realizaría el oficiante con la mano derecha en la ceremonia de acceso al grado de Maestro.

La letra o el signo X

Tiene una gran importancia en el simbolismo masónico. Este símbolo se encuentra en las bóvedas de la cripta de la Colonia Güell, donde está repetido hasta trece veces, y también en el pórtico del Nacimiento de la Sagrada Familia, en la cruz que corona el Árbol de la Vida, que muestra una descomunal X.

Este símbolo se realiza sobre la base de un hexágono regular y éste forma el perímetro interior de dos triángulos equiláteros entrelazados, los cuales formarían la estrella de David, que sería la notación alquímica de los cuatro elementos básicos.

Asimismo, la X también está relacionada por tradición con el apóstol Andrés, crucificado sobre esa forma.

La salamandra, la serpiente y las llamas

gaudi salamandraDel círculo situado en la escalinata de entrada al Park Güell se ha hecho una interpretación patriótico-nacionalista, pero no existe ninguna razón por la que Gaudí tuviera que hacer una demostración pública de una cosa secundaria en su jerarquía de aspiraciones y convicciones.

Por esta razón, cabe hacer una interpretación hermética de la simbología de este elemento, que es la única integradora de todo el conjunto: una cabeza de serpiente situada en el centro de un gran disco, envuelta en llamas y éstas de agua.

El lagarto

Es el animal que baja desde el atanor hasta el disco descrito anteriormente y que se ha interpretado como una salamandra, una iguana, incluso un cocodrilo, pero su característica más importante es su dorso sinuoso. Se trata de una imagen estática que sugiere una sensación de movimiento muy acusada, una nueva representación del mercurio originario, una reiteración de las funciones del atanor, es decir, obrar la separación, decantar las partes fijas del mineral de las volátiles.

Las escalinatas del Park Güell se nos presentan así como un paradigma hermético que contiene los principios de la obra y no en vano son muchos los textos alquímicos que insisten que toda la obra se realiza a través del mercurio.

El dragón ígneo y el laberinto

La imagen del dragón es una constante en la obra de Gaudí. Ciertamente, es una imagen que asociamos de forma inmediata a la leyenda de Sant Jordi, patrón de Catalunya pero, a diferencia de otros arquitectos modernistas, Gaudí lo representa siempre de forma solitaria. El dragón situado en la verja de los pabellones Güell está inspirado en "La Atlántida" de Verdaguer y se trata de un dragón encadenado que custodia el acceso al jardín de las Hespérides.

El dragón está ligado al simbolismo de la serpiente, no es otra cosa que una serpiente con alas que arroja llamas por la boca o la nariz. Los rosacruces introdujeron imágenes de caballeros que clavaban sus lanzas en dragones furiosos.

Una muerte trágica y rodeada de misterio

Su muerte también resultó extraña ya que murió el 7 de junio de 1926 atropellado por un tranvía en Barcelona y los médicos del Hospital de Pobres de Barcelona encontraron en sus bolsillos un puñado de frutos secos y fragmentos del Apocalipsis de San Juan.

La numerología de la fecha de nacimiento de Antoni Gaudí

Numerología de la fecha de nacimiento de Antoni Gaudí: 2+5+6+1+8+5+2=2+9=11. Es decir, su número maestro es el 11 y su número de la personalidad el 2. Siempre bajo el signo astrológico de Cáncer.

Veamos que dice la numerología de este resultado:

La suma del “11” corresponde a unos de los número maestros y éstos nos hablan de personas que son fuente de inspiración para los demás. La persona influenciada por este número deberá aprender a ser práctica, puntual y dejar de lado el egoísmo. De estas personas se espera siempre un nivel alto de comportamiento y cultura o lo que es lo mismo: la respuesta más sabia, dulce y elegante.

El número “2” es claramente Lunar, por lo que potencia el mundo de los sentimientos, la simpatía, la dulzura y la comprensión. Las personas que se identifican con este número son bondadosas, tolerantes, amables, diplomáticas y fieles. Estas características les conviertes en ideales para ayudar a los que sufren. Buscan una vida tranquila y son eficaces, metódicos y prudentes con el dinero.

¿Te ha gustado este artículo? Agradeceré tus comentarios en nuestra página de tarot y videncia de facebook y recuerda que si quieres más información puedes llamarme al 806 517 262 o al 93 728 44 01 (VISA) y te atenderé personalmente.