La adivinación mediante las velas

En nuestro gabinete de tarot y videncia somos expertos en el significado de los colores de las velas y como no, en la adivinación mediante la observación de la llama, un método que nos conecta con lo más profundo de nuestro ser interior. A continuación os explicamos el proceso de adivinación al completo.

velaAntes de proceder a la consulta con las velas, es necesario apagar cualquier tipo de luz que exista en la sala e iluminarnos de forma indirecta con una vela blanca, una vela negra y con la propia vela adivinatoria, lógicamente encendidas todas con cerillas de madera.

A continuación, nos relajamos durante un par de minutos, respirando profundamente para oxigenar la mente.

Tras este proceso, el consultante concentra su mente en la idea que le ha llevado a consultar con nosotros. Las preguntas que realice deben ser claras y emitidas antes de proceder a la adivinación. Por nuestra parte, visualizamos algún tipo de imagen aportada por el consultante, que está relacionada con lo consultado y a continuación comenzamos la adivinación, encendiendo con una cerilla de madera la vela destinada a fines adivinatorios.

Observando las danzas de la llama

Acto seguido nos relajamos y escuchamos tu pregunta que transmitimos al oráculo con los ojos cerrados para seguidamente abrirlos fijándonos muy bien en la imagen que captamos durante breves segundos. A continuación, interpretaremos las diferentes evoluciones de la llama, observando sus movimientos, su danza, sus tamaños y los demás efectos adyacentes como chispas, emanaciones de color, o bien distintas tonalidades.

Movimiento de la llama hacia la izquierda

Se refiere a la no consecución de proyectos o ideas. Nos da una respuesta negativa a una pregunta concreta. Indica acontecimientos en contra, adversidad y desánimo. También indica desamor o soledad.

Movimiento de la llama hacia la derecha

Presagia acontecimientos que provocarán cambios positivos. En el amor puede tratarse de reconciliaciones y nuevas parejas. En el trabajo posibilidades de ascensos y mejoras. Recuperación en la salud y vitalidad energética. Nos da una respuesta afirmativa a una pregunta concreta.

Movimiento de la llama en espiral o zigzag

Es una danza de advertencia, indica la necesidad de mantener una cierta cautela y sosiego en las relaciones con los demás. Sugiere interiorización, pues presagia la aparición de enemigos o adversarios que traman algo en nuestra contra. En el terreno de lo económico, nos habla de la falta de apoyos y avales. Esta posición nos aconseja guardar los proyectos e ideas para más adelante antes de hacerlos públicos.

Movimiento de la llama abombado

Cuando la llama se ensancha y estrecha en la zona de su base debemos entender que “danza con espasmos”. No hay una concreción, por ello el oráculo sugiere una reflexión intensa sobre aquello que se está preguntando. Aconseja la búsqueda de nuevos consejeros pero entre las personas de más confianza, nunca entre nuevos contactos.