Que es el mal de ojo y como protegernos

El mal de ojo es una creencia popular según la cual una persona tiene la capacidad de producir mal a otra persona sólo con mirarla.

Muchas veces, esta transmisión puede ser voluntaria, es decir, provocada por personas que de forma deliberada desean un mal a alguien. Otras veces, la persona causante del mal de ojo desconoce su poder y transmite esa energía negativa por la envidia o admiración que le despierta la otra persona.

Los síntomas del mal de ojo

Los síntomas más frecuentes son cansancio, infecciones oculares severas, adormecimiento o pesadez de miembros, depresiones y en general un malestar generalizado que puede terminar por enfermar gravemente a su víctima e incluso, en los casos más extremos, llegar a producirle la muerte.

Ritual para quitar el mal de ojo

mal-de-ojoEn el caso de que sospechemos que nosotros o alguien de nuestra familia se encuentra bajo el efecto de un mal de ojo podemos usar este ritual purificador para eliminar toda la energía negativa.

Necesitamos:

  • Una vela blanca pequeña
  • Dos puñados de sal fina
  • Un cuenco con agua

Realizaremos el ritual antes de que la persona afectada se vaya a dormir. Se deben echar los dos puñados de sal en el agua en el cuenco y disolverla completamente. Colocaremos la vela encendida en el cuenco con agua detrás de la puerta de la habitación de la persona que sufre el mal de ojo, donde debe permanecer toda la noche. El agua con sal absorberá las malas energías y la vela iluminará con su luz nuestro deseo de sanación.

Amuletos protectores contra el mal de ojo

Una vez que hemos eliminado nuestro mal de ojo o el de una persona cercana, podemos usar algunos amuletos protectores. Son conocidos por sus propiedades protectoras el ojo turco, la mano de Fátima o la cruz de Caravaca. Debemos llevar estos amuletos siempre con nosotros y en contacto con la piel si es posible (por ejemplo, en una cadena al cuello).

De esta forma podrás distraer las miradas cargadas de energías negativas o de envidias.